La falta de trabajo, y no las situaciones asociadas al conflicto en la zona, son las principales preocupaciones de quienes viven en La Araucanía. Los antecedentes son parte de las revelaciones de una encuesta de la UDP que mostró la percepción de los habitantes mapuches y no mapuches. Los mismos que, en forma transversal, rechazan en su mayoría el uso de la violencia para resolver demandas y que se dividen notoriamente respecto de políticas sobre tierras y participación de los pueblos originarios.

Publicado en Noticias