Viernes, 12 Junio 2015 00:00

OIT: uno de cada dos niños que trabajan en Chile lo hacen al margen de la ley

Según la Encuesta de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA) de la Oficina Internacional de Trabajo (OIT), un 6,9%, la población de 5 a 17 años -aproximadamente 230 mil  niñas, niños y adolescentes- realizan alguna actividad económica. Asimismo, se estima que 125 mil de ellos realizan trabajos peligrosos, con más de 53,3% de labores de carga pesada y un 40,8% en manejo de herramientas de riesgo. 

Marcelo Sánchez, gerente general de la Fundación San Carlos de Maipo, explica que "a lo menos  1 de cada 2 niños que trabajan en Chile, lo hacen al margen de la ley con graves consecuencias para su desarrollo, incumpliendo de esta forma los compromisos consagrados no sólo en la Convención de los Derechos de los Niños, la cual fue firmada por nuestro país, sino también en la legislación chilena, esta cifra empeora naturalmente cuando no se tienen antecedentes de los segmentos fura de la Ley". 

Sin embargo, la cifra que más preocupa a la Fundación San Carlos de Maipo es que se estima en cerca de 4.000 los menores afectados por la Explotación Sexual Comercial Infantil. "La cifra es una proyección de un estudio de hace más de 10 años que no ha sido actualizado y que probablemente no incorpora las magnitudes frente a nuevos fenómenos como las Migraciones con fines de explotación sexual", agrega Sánchez. 

De los niños que trabajan, la mayoría lo hace en el retail (86 mil) y en producción agropecuaria (40 mil). Por otra parte, un porcentaje significativo trabaja en el sector construcción (8,4 % es decir 19 mil niños) y en labores domésticas (12 mil, principalmente mujeres).

Según los datos que maneja el observatorio Infancia Cuenta, muestra que el trabajo infantil es realizado mayoritariamente por niños y adolescentes hombres (un 9,9% del universo total de trabajadores), mientras que las niñas y adolescentes mujeres llegan al 4,5% a nivel nacional.

Para el gerente de la Fundación San Carlos de Maipo, estas cifras son preocupantes y contradicen la Convención de los Derechos de los Niños, ratificada por Chile hace ya 25 años, que asegura que "todo niño tiene derecho a ser protegido contra la explotación económica y contra todo trabajo que ponga en peligro su salud, su educación o su desarrollo integral. El Estado tiene la obligación de establecer edades mínimas para empezar a trabajar y de especificar las condiciones laborales". 

"El trabajo infantil que opera fuera de la ley, ha ido aprovechando los espacios que la pobreza y vulnerabilidad abren para esto. La falta de oportunidades para vivir cubriendo las necesidades básicas de una familia permite que la explotación se instale en sus peores formas. En nuestra experiencia, hemos visto que la creación de factores protectores amortiguan tales riesgos. Así, la escuela, debe crear espacios de inclusión y retención educativa que permitan dar al niño la oportunidad de contar con una red que vele por su desarrollo positivo", explica Sánchez.

La Fundación San Carlos de Maipo junto a otras instituciones ha puesto énfasis en la erradicación de las peores formas de trabajo infantil, en particular con programas de sensibilización y prevención del uso comercial de los niños en el mercado sexual, involucrando a la comunidad y trabajando en conjunto con las Policías. "Más que otras vulneraciones, el trabajo infantil -al margen de la Ley- expone gravemente a los niños y principalmente niñas a la explotación sexual, donde su erradicación constituye un desafío permanente. Aunque a la fecha, no existan estudios actualizados sobre la dimensión de este delito y tampoco contemos con una Ley de Garantía y protección integral de la infancia", enfatiza el ejecutivo.

En este sentido, con el objetivo de contrarrestar esta vulneración de los Derechos de los niños y crear conciencia en la sociedad, la Fundación de la Sociedad del Canal de Maipo lanzó la campaña "Trabajar no es trabajo de niños". 

"Nos preocupamos, por ejemplo, de explicar qué se entiende por trabajo infantil y qué actividades nunca pueden ser realizadas por niños, como guardia de seguridad, conducción de grúas o vehículos pesados, labores con personas enfermas o animales, entre otras", acota Marcelo Sánchez.  Y agrega "este año la volvemos a contextualizar, creemos fundamental seguir mostrando que es una realidad que existe, donde proteger los derechos de los niños y promover la escolarización es trabajo de todos".

*Fuente: http://www.latercera.com/noticia/nacional/2015/06/680-634016-9-oit-uno-de-cada-dos-ninos-que-trabajan-en-chile-lo-hacen-al-margen-de-la-ley.shtml