Miércoles, 14 Enero 2015 00:00

Necesitamos que la comunidad se active contra los femicidios

Una trabajadora temporera de 33 años, madre de una niña de 10 años y de un niño de 12, fue asesinada esta mañana, al interior de su casa, por su marido. Los hechos ocurrieron en el pasaje "18 de septiembre" de la comuna de Cunco, en la región de la Araucanía. De acuerdo a lo establecido por Carabineros, Raquel Guiñez Figueroa fue asesinada por su marido, quien la atacó en repetidas ocasiones con un cuchillo. Los hechos se produjeron en presencia del hijo y de la hija del matrimonio. 

Una trabajadora temporera de 33 años, madre de una niña de 10 años y de un niño de 12, fue asesinada esta mañana, al interior de su casa, por su marido. Los hechos ocurrieron en el pasaje "18 de septiembre" de la comuna de Cunco, en la región de la Araucanía. De acuerdo a lo establecido por Carabineros, Raquel Guiñez Figueroa fue asesinada por su marido, quien la atacó en repetidas ocasiones con un cuchillo. Los hechos se produjeron en presencia del hijo y de la hija del matrimonio. 

 

El agresor, Armando Sáez Álvarez, obrero de 52 años, después de cometer el femicidio, se suicidó colgándose de un árbol. El 9 de diciembre pasado, había sido detenido por lesiones leves por violencia intrafamiliar. Ese mismo día, el Juzgado de Garantia de Temuco dispuso que el hombre dejara el domicilio familiar y ordenó la prohibición de acercarse a la mujer. 

 

La Dirección Regional del Sernam de la Araucanía se trasladó a Cunco para colaborar con todo el procedimiento. En tanto, el juez de turno del Juzgado de Familia de Temuco dispuso que la niña y el niño quedaran a cargo de la abuela paterna. 

 

"Necesitamos que la comunidad se active contra los femicidios", dijo la ministra del Sernam, Claudia Pascual. "En este caso existía una denuncia por violencia intrafamiliar, se dictaron medidas cautelares, pero no se pudo proteger la vida de esta trabajadora y madre", lamentó.

 

"El Sernam está trabajando en la elaboración del Plan Nacional de Acción contra la Violencia hacia las Mujeres, que, entre otras materias, revisa los nudos críticos que tenemos para la atención y protección de las mujeres. Vamos a proponer cambios a la ley 20.066 sobre violencia intrafamiliar, al tiempo que vamos a coordinar a los distintos actores para actuar más a tiempo y eficazmente. Como país, no podemos seguir permitiéndonos una cultura que naturaliza y se acostumbra a la violencia contra las mujeres", sostuvo.

 

Para la ministra, "la comunidad, las amistades, las familias, todas las personas que están en el entorno de las mujeres que viven violencia tienen que estar alertas y activos frente a cualquier signo de violencia". "Cuando las mujeres están viviendo una relación de abuso, es muy difícil que puedan salir de ella  y necesitan del acompañamiento de personas cercanas, para apoyarlas, para ayudarlas a tomar decisiones que son difíciles como irse de la casa para proteger sus vidas", dijo.

 

 

En ese sentido, recordó que el Sernam habilitó cuatro nuevas casas de acogida, en Puerto Montt, Quillota, Tocopilla y San Bernardo, que se suman a las 24 anteriores, presentes en todas las regiones del país. "Estas casas están precisamente para proteger a las mujeres que están en riesgo vital. Pueden ir mujeres mayores de 18 años junto a sus hijas e hijos. Serán atendidas por profesionales, se les entregan herramientas de capacitación para que puedan rehacer sus vidas", informó.

*Fuente: http://portal.sernam.cl/?m=sp&i=5461