Miércoles, 14 Enero 2015 00:00

El 60% de las personas con discapacidad pide a 2015 un empleo que le permita demostrar sus capacidades y ser autónomo

El 60% de las personas con discapacidad pide a 2015 un empleo que le permita demostrar sus capacidades y ser autónomo, según se desprende del informe '¿Qué tres deseos le piden al nuevo año las personas con discapacidad?', elaborado por la Fundación Adecco por quinto año consecutivo.

MADRID. El 60% de las personas con discapacidad pide a 2015 un empleo que le permita demostrar sus capacidades y ser autónomo, según se desprende del informe '¿Qué tres deseos le piden al nuevo año las personas con discapacidad?', elaborado por la Fundación Adecco por quinto año consecutivo.

Según el director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero, "esta cifra resulta lógica, teniendo en cuenta que el empleo es la herramienta que normaliza la vida de las personas con discapacidad, el vehículo a través del que se integran plenamente en la sociedad como cualquier otro ciudadano".

"Sin embargo, hoy nos encontramos con una doble problemática; en primer lugar, algunas personas con discapacidad cuentan con grandes competencias para el empleo pero deciden no buscar trabajo por diversas razones (miedo al rechazo, inaccesibilidad, sobreprotección familiar, prestaciones económicas, etc); y, en segundo lugar, aquéllas que sí buscan empleo siguen encontrándose con barreras psicológicas en la empresa, que dificultan su acceso normalizado a un puesto de trabajo", añade.

"Ante esto, hay que apostar por políticas activas de empleo que acerquen la discapacidad a la empresa e incrementen la confianza de todas las personas con discapacidad en edad laboral", concluye en un comunicado.

En este sentido, las personas con discapacidad hacen un llamamiento a las empresas para que apuesten por su talento en 2015. Los encuestados, en general, se definen como trabajadores acostumbrados a convivir con el sacrificio, con una mayor tolerancia a la frustración, una dosis extra de motivación y un alto grado de compromiso.

Además, muchos de ellos destacan su gran sentido de la responsabilidad y la búsqueda de la estabilidad en aras de llevar a cabo una vida normalizada, valores que se traducen en una mejora del clima laboral, un mayor orgullo de pertenencia y una mejora en los resultados.

 

 

El informe basa sus conclusiones en una encuesta a 150 personas con discapacidad. Fundación Adecco recuerda que, hasta noviembre de 2014, se han registrado 76.700 contratos, una cifra que ya supera la total de 2013, de 69.684, y que entonces supuso un valor máximo. Sin embargo, a pesar de las cifras, un 63% de las personas con discapacidad en edad laboral no tiene empleo ni lo busca, un porcentaje que se reduce hasta el 40% entre el resto de la población.

Asimismo, el desempleo también es un indicador de desigualdad: se estima que la tasa de paro de las personas con discapacidad se sitúa en el doble que la del resto de la población, en una cifra que rondaría el 50%.

SALUD Y MEJORA DE LA CALIDAD DE VIDA

Por otro lado, el segundo deseo más repetido entre las personas con discapacidad tiene que ver con la salud personal (19%) y, en tercer lugar, los encuestados solicitan una mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad (10%), reivindicando que puedan integrarse plenamente en la esfera social y laboral y normalizar su vida. En este sentido, algunos han pedido "menos barreras para el acceso al ocio" o "más sensibilización y educación sobre discapacidad para que la sociedad no discrimine".

Además, un 7% ha mencionado el aspecto formativo como uno de los deseos más preciados para 2015, cuestión que está muy relacionada con la prioridad del empleo. En este sentido, se recogen respuestas como "aprobar mi oposición" o "aprender habilidades en el sector comercio para poder encontrar empleo".

Por detrás, un 3% tiene muy presente a la familia y pide para los suyos cuando se trata de formular sus deseos para el próximo año. Por último, un 2% y un 1% no se ha olvidado de 2 aspectos clave para cumplir sus sueños en 2015: felicidad y amor.

CAMINO POR RECORRER

La encuesta también refleja que aún queda camino por recorrer ya que 7 de cada 10 encuestados opina que la discapacidad sigue siendo un hándicap para acceder al mercado laboral, pese a todos los avances que se han producido en los últimos años. En la misma línea, un 65% cree que su discapacidad es percibida de forma negativa en los procesos de selección, por desconocimiento, miedo a bajas o absentismo.

Ante esta situación, se ha propuesto a los encuestados plantear medidas concretas para favorecer la integración de estos trabajadores. El resultado es que más de la mitad (52%) opina que hay que promover más acciones de sensibilización en las empresas, para "desestigmatizar" la discapacidad y dejar de ser percibida como una desventaja o coste añadido.

En segundo lugar, un 35% propone dotar de más recursos y ayudas a las personas con discapacidad de cara a su búsqueda de empleo, ya que en muchos casos y sobre todo en ciertos tipos de discapacidades, necesitan una ayuda adicional a la hora de afrontar este proceso: desconocimiento de los canales disponibles, dudas a la hora de preparar de la candidatura o afrontar la entrevista de selección, etc.

En tercer lugar, un 11% opina que la clave es cambiar la mentalidad de la sociedad desde las edades más tempranas, a través de formación específica en colegios, institutos y medios de comunicación garantizando así un futuro más igualitario. Por último, un 2% propone revisar la política de prestaciones, destacando la posibilidad de compaginar estas ayudas con el empleo y apostando por sistemas de retribución mixtos.

 

*Fuente:
http://noticias.lainformacion.com/asuntos-sociales/discapacitados/el-60-de-las-personas-con-discapacidad-pide-a-2015-un-empleo-que-le-permita-demostrar-sus-capacidades-y-ser-autonomo_hjGOiIqrfHG2hVe48cBQC1/